Cuando Juan Monzón apenas tenía 16 años sufrió una lesión jugando al fútbol, que le partió el tobillo. Por el tipo de fractura, los médicos no se atrevieron a operarlo y ahí empezó una travesía de cerca de un año, durante el que Juan no pudo hacer vida normal. Primero, porque durante seis meses le obligaron a permanecer inmovilizado. Y, segundo, porque después de ese periodo comenzaron otros seis meses de rehabilitación.

Esta experiencia marcó su adolescencia. Ya, de adulto, comenzó a reflexionar acerca de qué a había aprendido de todo aquel trance y sobre qué podía hacer para ayudar a que otras personas, en la medida de lo posible, no tuvieran que pasar por tan largos procesos de recuperación. La respuesta vino cuando impulsó ‘Exovite’, junto con Lucas Pedrajas. ‘Exovite’ es una ‘startup’ de Zaragoza que fue elegida en la tercera edición de ‘Lanzadera’.

Se trata de una iniciativa pionera en el sector de la tecnología para la salud, que fomenta la innovación tecnológica en las herramientas y procedimientos médicos. Principalmente, destaca por un sistema de inmovilización y rehabilitación, lo que ha supuesto una revolución en el campo de la traumatología y los tratamientos osteomusculares.

Para ello, desde Exovite se está trabajando en dos vertientes. Por una parte, en un sistema de inmovilización, compuesto por un escáner 3D capaz de capturar la imagen exacta de la extremidad del paciente. A partir de ese punto, se genera una férula personalizada y a medida, mediante un software exclusivo, y se envía a la impresora 3D para su impresión.

programa evento atención sanitaria

http://www.saludonme.com

La otra vertiente se centra en el sistema de rehabilitación. Se compone de un electroestimulador de baja frecuencia que, debido a la forma especial de la férula, puede ser empleado a partir del primer día de inmovilización. Asimismo, se compone también de un software que permite al médico dirigir y vigilar el tratamiento, siguiendo al paciente con la máxima comodidad desde su domicilio y en permanente contacto con el médico. De este modo, vía online, el médico puede comprobar si el paciente está realizando desde su casa los ejercicios de manera correcta.

El siguiente paso en el que a están trabajando es en la impresión de las férulas en tan sólo cinco minutos en los propios hospitales. Con este avance, el adiós a las escayolas está cada día más cerca.

El precio medio de cada férula ronda los 225 euros y ‘Exovite’ ya trabaja con las principales mutuas y hospitales privados de España.

Juan Monzón explicará toda su experiencia en el evento de atención sanitaria ‘Salud On Me’, que se celebrará en Valencia el próximo 11 de noviembre.