Nando Abril DMO (Europe I Associated Partner) y Laurent Ogel (Business Designer) participarán en la segunda edición de Salud On Me para analizar el papel que tienen los diseñadores en la humanización de la sanidad.

Nando Abril es diseñador de producto centrado en las personas, con amplia experiencia internacional. Ha desarrollado proyectos de diseño sostenibles para todo tipo de industrias, desde startups, a entidades culturales públicas, ocio, salud, consultoras y multinacionales. Docente universitario con más de 12 años de trayectoria, transmitiendo conocimiento con proyectos de innovación, diseño de producto, área digital y emprendimiento / startups.

Laurent Ogel dirige Praxxis cuenta con más de 20 años de experiencia en el mercado, empresa de innovación social y asistencia técnica de modelos de gestión Triple balance, emprendimiento social y Critical Design Management. En los últimos años ha diseñado varias herramientas como el Árbol Estratégico y Modelos de Prototipado Triple Balance, que fomentan activamente las habilidades de emprendimiento de hombres y mujeres con diversidad funcional.

Estos dos profesionales demostrarán lo esencial que es incluir a un diseñador en cualquier proyecto, partiendo como punto de partida de lo que ellos han venido a llamar ‘San Briefing’. Y es que, en su opinión, en cualquier ‘briefing’ debería participar cualquier persona que tenga una opinión sobre el proyecto, desde el cliente, el fabricante y los diseñadores, encargados de realizar el ‘contra briefing’.

El siguiente paso es ‘cruzar’ es briefing para que participen los usuarios y los proveedores. Es en este punto donde convergen el diseño y la sanidad porque en el diseño de cualquier producto sanitario debe estar representada y recogida la opinión de los médicos, pacientes, diseñadores y empresas. Y es que el diseño de ese producto debe satisfacer a todos los públicos.

Según explica Nando Abril, en muchas ocasiones, preguntando directamente a los pacientes, no obtenemos necesariamente la verdad, sino que tenemos que observarlos detenidamente. Es lo que se conoce como ‘shadowing’ o ‘focus group’. Lo importante es poner el acento en la investigación y colocar en el centro del diseño al usuario, lo que se conoce como DCU.