Para hablar de innovación en salud trascendentales no hace falta irse muy lejos. Aquí mismo, en España y, concretamente en Santiago de Compostela, se ha alcanzado un hito de innovación en salud que va a tener muchísimas repercusiones en futuros tratamientos médicos. Hablamos de las lentillas medicadas desarrolladas por HGBeyond.

Se trata de unas lentillas medicadas, que corrigen problemas de visión y que abren la posibilidad de la dispensación de fármacos por esta vía. Uno de los primeros periódicos en hacerse eco de este avance ha sido el ABC. La información aportada por este diario explica que HGBeyond es una empresa surgida de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) que diseña y desarrolla de lentes de contacto de alto valor añadido. Lentillas que sirvan como correctores de la visión más confortables pero que, a la vez, sirvan para dispensar medicamentos a la superficie ocular y poder tratar con mayor efectividad las enfermedades del ojo.

Según el reportaje de ABC, HGBeyond nace en 2015, fruto de casi dos décadas de investigación del Grupo I+D Farma de la Universidad de Santiago, en una línea de trabajo liderada por los doctores Carmen Álvarez Lorenzo y Ángel Concheiro Nine, promotores y socios de la empresa. Trabajaban en el desarrollo de hidrogeles con propiedades especiales y consiguieron desarrollar un nuevo material adecuado para la fabricación de lentes de contacto blandas, al que se pueden incorporar fármacos u otras sustancias activas para cederlos a la superficie ocular de forma sostenida en el tiempo.

ABC prosigue remarcando que los nuevos materiales desarrollados por la compañía están constituidos por componentes comunes a otras lentes de contacto, pero incluyen como elemento diferencial ciclodextrinas, que pueden alojar en su interior sustancias en cantidades terapéuticas. Estos materiales permiten diseñar lentes de contacto con capacidad para ceder de forma controlada fármacos y otras sustancias beneficiosas para el ojo. De hecho, podrán aplicarse a personas con síndrome de ojo seco, glaucoma, keratopatía diabética o ciertas infecciones. Este avance ha conseguido que se uniera al proyecto Mind the Gap de la Fundación Botín.

Recientemente, La Voz de Galicia ha adelantado sus posibles aplicaciones. Este periódico asegura que esta lente de contacto podría tratar cualquier patología que afecte al segmento anterior del ojo, sobre todo a nivel de córnea, como puede ser el síndrome del ojo seco, el glaucoma o esa conjuntivitis tan molesta. Pero la visión de HGBeyond y de su equipo es ir más allá y, según como se diseñe la lente, se podría hacer que el fármaco alcance estructuras más profundas del ojo. Eso permitiría tratar otro tipo de patologías, como queratopatías asociadas a la diabetes o incluso retinopatías.

Este modelo de análisis sobre innovación en salud serán abordados en la segunda edición de Salud On Me.