Entramos a abordar una nueva dimensión: el concepto de ‘Wearable’ en salud. Se trata de un paso trascendental en el campo de la tecnología en salud que va a dar mucho que hablar en este 2017.

Ya a mediados del año pasado, diversos medios de comunicación se hicieron eco de que Apple estaba trabajando en un revolucionario dispositivo para la salud, que nacería precisamente este año. Tal y como anunció Okdiario, estaba claro que una compañía como Apple no se iba a conformar con su pulsómetro del Apple Watch, conscientes como son del mercado potencial que rodea todo el sector de la salud. Según este periódico, uno de los elementos que llama la atención del pulsómetro del Apple Watch es que integra los componentes necesarios para medir el oxígeno en sangre. Lo que se intuye es que este próximo elemento sea algún tipo de dispositivo ‘vestible’, que incluya los sensores que Apple no ha querido integrar en el Apple Watch, como el medidor de saturación de oxígeno en sangre o un medidor de glucosa.

La revista especializada Con Salud también lanzó la noticia. Avanzó que podría tratarse de un wearable que incorporase diversos sensores, como medidores de glucosa o de saturación de oxígeno en sangre. Unos medidores que, en su momento, se plantearon para el propio Apple Watch y que finalmente no fueron incluidos en el producto final por complicaciones con la FDA -la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos. Asimismo, Economic Daily News señala que el desarrollo del nuevo dispositivo comenzó hace un par de años y estaría comandado por Jay Blahnik, director de salud y fitness de Apple, siendo esto último algo completamente previsible.

Desde la Universidad Politécnica de Valencia también nos llegan noticias sobre el futuro de los monitores de salud. Concretamente, desde Sabien, el grupo de Innovaciones Tecnológicas para la Salud y el Bienestar, que forma parte del Instituto de Aplicaciones de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones Avanzadas (ITACA). El instituto ITACA, adscrito a la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), está ubicado en la Ciudad Politécnica de la Innovación (CPI). Según recoge Sabien en su Blog, en numerosos laboratorios y empresas innovadoras, se están desarrollando una serie de tecnologías que van a ofrecer una más amplia mejora. Estas mejoras, afectan tanto en el control y seguimiento, como en la exploración y tratamiento de enfermedades de una forma menos invasiva, tales como, los tatuajes inteligentes, capsulas inteligentes, vendajes inteligentes o Google contact lenses que pueden complementar e incluso ser una alternativa, a las técnicas o tecnologías existentes.

Todos estos avances en el campo de la tecnología en salud, serán abordados en la segunda edición de Salud On Me.