Los avances tecnológicos caminan cada día más hacia la cirugía no invasiva. Pero, ¿cómo se diseña este procedimiento?. Vamos a dar algunas pautas para explicar este avance de diseño en salud. El Mundo ha escrito recientemente un profundo análisis sobre este aspecto. Concretamente, se refiere a la irrupción de la tecnología en el campo de la terapia guiada por imagen y cirugía mínimamente invasiva.

En la terapia guiada por imagen se ha conseguido una estandarización del flujo de trabajo, una calidad de imagen inigualable, un efectivo rendimiento de la sala, más flexibilidad y una mejor visión con menos dosis, entre otras muchas mejoras. Mientras que, tal y como explica El Mundo, en la cirugía mínimamente invasiva, según el estudio “Simulación, planificación quirúrgica y cirugía guiada por imagen” del grupo de bioingeniería y telemedicina de la Universidad Politécnica de Madrid, destacan el menor trauma tisular, las menores complicaciones postoperatorias y la mejora del resultado cosmético.

El Mundo avanza que un ejemplo reseñable es el nuevo equipo de diagnóstico por imagen de Philips, que cuenta con un diseño ergonómico muy moderno y una interfaz de uso similar a la de una tablet. Como señalan en Philips, su tecnología ha sido sometida por el laboratorio alemán Use-Lab GmbH, -organismo internacional independiente experto en examinar la usabilidad de dispositivos médicos-, a unos test realizados por 31 especialistas y 30 técnicos y ha obtenido 87 puntos en el estándar mundial System Usability Scale. Esto se traduce en que un 96% de los especialistas han destacado la facilidad de utilización de esta tecnología de diagnóstico por imagen, que aspira a reducir la curva de aprendizaje de los clínicos.

Por su parte, desde el portal Medimaging también se menciona esta plataforma, destinada a mejorar la atención al paciente y a optimizar la productividad de los laboratorios. Este portal destaca que la plataforma fue fruto de un desarrollo colaborativo entre varios hospitales de todo el mundo y un fabricante internacional de equipos de salud. El instrumento Azurion de Royal Philips integra una serie de herramientas avanzadas de intervención y ayuda a los médicos a realizar procedimientos optimizando el desempeño de un laboratorio de intervención y reduciendo la exposición a la radiación para los pacientes. La plataforma está alimentada por el sistema operativo, Philips ConnectOS, que proporciona información, en tiempo real, sobre una serie de puntos de trabajo en el laboratorio de intervención. El Azurion también incluye tarjetas de procedimiento que les permiten a los clínicos pre-programar las preferencias de los usuarios y las cirugías vasculares de rutina, la neuroradiología, la cardiología intervencionista y las labores de oncología.

Este tipo estudios de diseño en salud se abordarán en la segunda edición de Salud On Me.