A pesar de que, sobre el papel, quede muy bonita la expresión ‘empoderar al paciente’, esto no siempre se traduce con una ‘humanización’ de la sanidad. Esta es una de las primeras reflexiones con las que el creador del proyecto ‘HU-CI’, Gabi Heras le da una ‘bofetada’ virtual a la tan manida creencia que tenemos los pacientes de que los profesionales sanitarios no tienen sentimientos y hacen de la frialdad lo que, tan desafortunadamente, se ha justificado como una ‘máscara’ que los profesionales sanitarios se colocan para no sentir dolor.

Y es que estos profesionales sanitarios no sólo son personas que sienten dolor, sino que empatizan con los pacientes, y ese dolor lo cargan sobre sus espaldas las 24 horas del día. No hay nada más injusto que generalizar con las actitudes que no compartimos o que nos hacen daño.

Gabi Heras lleva dedicándose a la especialidad médica de Cuidados Intensivos desde 2007. Cuando hablas con él, a los pocos minutos te das cuenta de que las emociones juegan para él un papel determinante en su trabajo cotidiano. Como muy bien dice, rememorando a un compañero australiano, “los médicos no salvamos vidas, sino que las prolongamos”. Una frase en la que la combinación de dureza, esperanza y realidad conviven en un peligroso salto mortal. De hecho, Heras reconoce que su especialidad (UCI) radica en “trabajar permanentemente sobre una cuerda floja, sabiendo que debajo no va a haber ninguna red para amortiguar la caída”.

evento atención sanitaria

evento atención sanitaria

Pensamientos y reflexiones como las de Gabi unieron a profesionales de todas partes del mundo en un proyecto de innovación en salud llamado ‘HU-CI’, cuyo objetivo final es humanizar las Unidades de Cuidados Intensivos. Tal y como relata Gabi, el proyecto arrancó en febrero de 2014 “con el objetivo de humanizar la UCI, desde la perspectiva de tres puntos de vista diferentes: el del paciente, el de las familias y el de los profesionales (incluyendo el centro sanitario)”. A modo de curiosa contradicción, este médico destaca que la H es la única consonante muda y por ello, y por el término ‘humanizar’ decidieron que este proyecto recibiera su nombre. Un proyecto de innovación en salud que ha generado el despertar de muchos profesionales del sector, que incluso se han unido a él en una divertida campaña en redes sociales, ya que existe un emoticono de ‘whatsApp’ que imita la h y que ya ha sido elogiada desde la prensa especializada.

Como dato muy positivo de la sanidad española, Gabi recuerda el índice de 90% de supervivencia de las UCI en España. Pero, tal y como explica, “se puede mejorar el cuidado de lo invisible, de lo emocional, de lo intangible, de lo subjetivo”. El ejemplo más práctico de lo que conlleva la implantación de ‘HU-CI’ en los hospitales es la ampliación del horario de visitas para los pacientes. “Una implantación que se ha traducido, en los hospitales adheridos, en una reducción de los ansiolíticos o sedantes que necesitan los pacientes de la UCI, porque el simple hecho de poder estar acompañados de sus seres queridos es reduce considerablemente el estrés que produce un ingreso en la UCI”, destaca Heras.

Gabi Heras será uno de los ponentes principales en el evento de atención sanitaria ‘Salud On Me’, que se llevará a cabo en Valencia el próximo 11 de noviembre.