Hablar de la interrelación entre comunicación y salud sin caer en obviedades suele ser difícil. Por ello, conversar con Tania Hevia es bajar a la realidad y ‘tocar’ las palabras que, de verdad, acaban llegando a las personas. En este caso concreto, a los pacientes. Y esto es así porque Tania no guarda reservas al verbalizar la necesidad de unir lazos entre comunicación y salud.
Ella sabe de primera mano, por toda su trayectoria profesional, que la verdadera comunicación en salud es la esencia que marca la diferencia en el trato con los pacientes y en la información que ellos mismos manejan de su propia salud. Porque nadie, más que las personas, son dueñas de las emociones y dolencias que genera el padecer una determinada enfermedad. Por todas estas razones, Tania pone toda su experiencia y formación en su trabajo al frente de Wake App Health, empresa que ha desarrollado 12 apps diseñadas para actuar sobre problemas concretos y generar cambios disruptivos en la forma de entender el cuidado de la salud.
Ella es licenciada en Comunicación Audiovisual y Doctora Cum Laude en Psicología Social.
Para entender este binomio comunicación-salud hay que remontarse al año 2005. Ese año, Tania Hevia fue la encargada de coordinar las primeras Jornadas de Comunicación y Salud de la Universidad Complutense de Madrid. Cabe destacar el éxito que tuvo el evento y que era la primera vez que se realizaba en España. Unió, tanto a médicos como a periodistas, en el análisis de cómo comunicar todos los temas relacionados con el ámbito de la salud.

ponentes evento atención sanitaria

A raíz de estas jornadas nació la Primera Cátedra de Comunicación y Salud de la Universidad Complutense y se sucedieron proyectos de investigación en los que Tania colaboró tanto con instituciones públicas como con empresas privadas, “y con los que hemos llegado a generar un cambio de paradigma en el ámbito de la comunicación de salud”, según explica ella misma. Como ejemplo de la incidencia social de estos trabajos, recuerda el proyecto que le encargó Rioja Salud para llevar a cabo un programa de prevención de drogodependencias en jóvenes, a través de las TIC,s. Para Tania, “fue esencial que los jóvenes se sintieran actores, partícipes en la creación de los mensajes, y no meros espectadores de una campaña publicitaria al uso”.
Como ejemplos más tangibles de su trabajo, desde Wake App Health han creado diferentes aplicaciones para mejorar la salud de los usuarios, fomentando procesos de cocreación entre los diferentes agentes implicados (profesionales sanitarios, pacientes, industria farmacéutica, hospitales, etc.). Entre estos proyectos destacan, por su impacto, la app “Contigo”, dirigida a pacientes con cáncer de mama, y “Fotoskin”, que facilita el seguimiento de personas con problemas de manchas y lunares.
Distintas visiones sobre la comunicación en salud se abordarán en el evento de atención sanitaria ‘Salud On Me’, que se llevará a cabo en Valencia el próximo 11 de noviembre.