Las Google Glass nacieron con el objetivo de que los usuarios pudieran visualizar toda la información disponible de los teléfonos inteligentes, sin necesidad de emplear las manos. De este modo, el acceso a internet, sería posible mediante órdenes de voz. En definitiva, son unas gafas ‘inteligentes’ que disponen de un sistema operativo y que, a su vez, hacen de pantalla para mostrar al usuario la información que requieren.

Se trata de un dispositivo que se relaciona indiscutiblemente con la innovación en salud, entre otras muchas aplicaciones. Esta nueva herramienta ya se ha utilizado en quirófanos españoles, de manera que los profesionales pudieran observar, incluso participar, en operaciones a distancia. Este aspecto ha sido recogido por periódicos como El País, que no duda en lo positivo del avance, tanto en la práctica real como en la docencia, pero siempre desde la perspectiva de que no puede superar la experiencia de las manos del experto cirujano.

Gracias a esta innovación en salud, se abre un campo de innumerables aplicaciones y avances en el área de la cirugía. A la comunicación entre médicos a distancia, se une la posibilidad de facilitar información adicional al cirujano, o utilidades en el ámbito de la docencia.

Además, están apareciendo aplicaciones para que las Google Glass ayuden a personas daltónicas, identificando los colores que les generan confusión.

programa evento atención sanitaria

programa evento atención sanitaria

Su incursión en en sector médico hace que empresas y centros médicos ha sido creciente. Y es que, con un mínimo peso y mediante una cámara y un micrófono, ofrece la posibilidad de retransmitir en tiempo real operaciones de cirugía abierta, a un público más amplio del que venía siendo habitual en las salas de aprendizaje. Y, lo que resulta más llamativo, se ofrece un punto de vista único e irremplazable, que es el de los ojos del propio cirujano que está llevando a cabo la operación. Asimismo, se puede disponer, in situ, de toda la información relativa al historial del paciente, o recrear distintas opciones de operación antes de realizar una u otra.

De hecho, España es pionera en utilizar este tipo de ‘realidad aumentada’. Es el caso de la empresa murciana Droiders. Esta empresa fue una de las primeras socias de Google en su aplicación de Apps para gafas.

En este mismo sentido, la docencia médica también tiene a su disposición la ‘realidad aumentada’ para simular las incisiones y la respuesta de los órganos a través de modelos en 3D. O, anque no parezca primordial y lo es, que el profesional pueda mirar al paciente, a pesar de que su postura no se lo permita. Como puede ser el caso de las laringoscopias o las endoscopias.

Para analizar ese tipo de avances de innovación en salud, se llevará a cabo en Valencia un evento de atención sanitaria ‘Salud On Me’, el próximo 11 de noviembre.