En qué momento de la historia reciente podríamos imaginar que empresas como IBM pudieran estar relacionadas con la cura contra el cáncer o la diabetes. Parece el guion de una película de ciencia ficción…pero no lo es. De hecho, cada vez está más cerca, gracias al Doctor Watson, un avance de tecnología en salud que no es nuevo, pero sus posibles implicaciones y aplicaciones sí lo son. De hecho, recientemente El Mundo ya se ha hecho eco de este hito.

El Mundo, a través de su sección ‘Innovadores’, ha adelantado que IBM Watson ya se está asentando como una herramienta de consulta médica imprescindible en el campo de la oncología, donde existe una gran cantidad de documentación, literatura científica y datos de pacientes sobre los que su inteligencia artificial puede trabajar. De este modo, los médicos especialistas pueden recibir recomendaciones personalizadas para cada paciente basada en todo el conocimiento disponible en el mundo sobre el tema, prácticamente en tiempo real, con los últimos avances en el terreno y con la posibilidad de comparar las posibilidades de éxito de cada tratamiento con otros pacientes similares.

Aunque el director de estrategias de la división de salud de IBM Watson, Axel Nemetz, asegura que se trata siempre de una segunda opinión y que nunca se va a sustituir al facultativo.

El Mundo continúa su reportaje destacando que Watson no se va a detener en tratar el cáncer, sino que IBM ya está explorando otras enfermedades donde puede tener una aplicación clara en un futuro cercano. El camino siguiente será abordar enfermedades mentales, diabetes o problemas respiratorios.

El medio Cromo también quiso explicar todos los detalles de este avance de tecnología en salud. Según esta publicación, Watson es un sistema de computación cognitiva capaz de dar respuestas en lenguaje natural. Es decir, que aprende y habla de forma tal que cualquier humano lo puede entender. La diferencia con otros sistemas informáticos es que procesa grandes cantidades de información en base a algoritmos probabilísticos y no por determinaciones. Según Cromo, en base a los datos de IBM, Watson es capaz de analizar 70.000 artículos en un día, una tarea que al médico le llevaría 38 años. Asimismo, puede incorporar información no estructurada, como tuits o artículos periodísticos, y puede absorber gran parte de los 2.500 millones de gigabytes de información que se generan a diario.

Este tipo de análisis y muchos más de tecnología en salud se abordarán en la segunda edición de Salud On Me.