Desde este blog siempre hemos defendido los beneficios de que sean nuestros propios médicos los que nos prescriban las páginas webs que mejor nos pueden ayudar. Está demostrado que el hecho de que cada día tengamos más recursos para conocer nuestras enfermedades, nos ayuda a conseguir una mayor calidad de vida. Pero por eso precisamente resulta imprescindible que sean webs prescritas por profesionales, para poder discernir las webs correctas de las incorrectas.

De hecho, recientemente la Organización Médica Colegial, que representa a cerca de 250.000 médicos colegiados de toda España,  ha llevado a la Fiscalía un centenar de portales de pseudociencias peligrosas, tal y como ha publicado el diario El País. Tal y como refleja el artículo, esta ha sido una de las primeras iniciativas que ha tomado el doctor Jerónimo Fernández Torrente, como coordinador del recién creado Observatorio contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias que acaba de lanzar la Organización Médica Colegial (OMC). Su primera actuación es llevar ante la Fiscalía General del Estado un listado de cien páginas web.

Según explica Fernández Torrente, se trata de “cerca de cien portales que representan lo más peligroso del mundo de las pseudociencias, aquellas que dicen explícitamente que pueden curar el cáncer con remedios falsos, aquellas que son sectas sanitarias que apartan a la gente de sus familias y de la medicina.Son un peligro para la salud pública y se tienen que cerrar”. Asimismo, se refiere concretamente a dos entornos: el de Josep Pàmies y el de Enric Corbera, dos figuras con gran presencia en la red.

Fernández Torrente señala en este artículo de El País que hay que clausurar las webs de Pàmies, porque asegura contar con remedios, algunos prohibidos por su toxicidad, como el llamado MMS, lejía industrial diluida al 28%, para curar todo tipo de enfermedades, incluido el cáncer. Mientras que, en su opinión, las de Corbera hay que cerrarlas porque detrás de ellas está la secta sanitaria de la bioneuroemoción, “que engaña a la gente diciendo que todas las enfermedades son un simple conflicto emocional no resuelto”, destaca Fernández.

Esta noticia también ha sido publicada por Mundiario, que asegura que todos estos inventos científicos están causando graves problemas que están dejando varios muertos por la desinformación y por no acudir a tiempo hasta un verdadero especialista. Fernández recuerda la aparición del doctor Hamer y su medicina germánica que terminó con la vida de varios enfermos de cáncer que dejaron su tratamiento por seguir sus falsos consejos. “Dos décadas después estos mismos engaños han vuelto con la misma fuerza y pueden volver a provocar las mismas tragedias”, advierte el médico sobre los peligros de la biodescodificación, bioneuroemoción u otro nombre que utilicen los falsos especialistas.

Este tipo de análisis y muchos más de comunicación en salud se abordarán en la segunda edición de Salud On Me.